martes, 25 de septiembre de 2012

¡DEMOLER ARTE PARA CONSTRUIR INGNORANCIA! por FERNANDO CAYOTOPA TAFUR




¡DEMOLER ARTE PARA CONSTRUIR INGNORANCIA!

Los taurinos siempre definimos la tauromaquia como arte, palabra que vilmente se desvanece en la mente de los antitaurinos, pero para ellos va la aclaración, arte según el diccionario de la RAE es la manifestación de la actividad humana mediante la cual se expresa una visión personal y desinteresada que interpreta lo real o imaginado con recursos plásticos, lingüísticos o sonoros; y es notorio que uno de los pocos espectáculos donde se mezcla armoniosamente todo esto es sin duda alguna la tauromaquia.
El arte es tan sublime y divino que no se puede apreciar por todos, solo unos pocos tenemos la dicha de conmover nuestros sentidos y sentimientos a través de alguna manifestación artística. Son ejemplo de que a veces muy pocos o casi nadie tiene esa dicha de apreciar y sobre todo valorar el arte fueron, por mencionar algunos, Modigliani, Delacroix, Bizet, grandes, virtuosos y memorables artistas, profundos y llenos de sentimientos, que por culpa de la ignorancia de otros, no fueron debidamente valorados y reconocidos en sus respectivas épocas.
Entonces yo me pregunto, y hago extensiva la pregunta hacia ustedes, ¿En que se basan los antitaurinos, entre ellos algunos congresistas, alcaldes y demás autoridades para afirmar que las corridas de toros no son arte? No será quizás que ellos no tienen la sufienciente cultura y sensibilidad para apreciar y valorar el significado de esta pequeña pero enorme palabra, “Arte”. El que ellos no hayan sido bendecidos con el don de conmoverse con una gran faena, no es culpa de los taurinos, tampoco implica que tengan el derechoy libertad para prohibir las corridas de toros o atentar contra ellas; y es que la prohibición es algo que a los antitaurinos los hace enormemente felices, luego si ellos van a prohibir todo lo que no comprenden o no les gusta,  imagínense donde estarían las pinturas de Fernando de Szyszlo, y donde terminarían muchos poemas, pinturas, esculturas, óperas, etc, pues si van a prohibir todo aquello que no les gusta quedaría claro que viviríamos en una fúnebre y perpetua ignorancia, impuesta por ignorantes. Lamentable pero cierto.
Otro poco elaborado e iletrado argumento de los antitaurinos es que las corridas de toros trasmiten violencia a los niños. Semejante atrocidad está venida muy a menos, es propio de cerebros nada analíticos, absurdos, superficiales y sin ningún conocimiento científico decir semejante barbaridad, sin siquiera antes haber hecho un estudio médico-científico, serio, objetivo, veraz y claro; y es que es un argumento tan bajo, sucio, descabellado e incoherente que queda sin fundamento alguno al conocer el Perú profundo y a algunos de los más célebres aficionados como Mario Vargas Llosa, Fernando Belaunde Terry, César Vallejo, Ernest Heminway, Joaquín Sabina, Antonio Machado, Pablo Ruiz Picasso, etc, entonces en base a ese argumento antitaurino garantizariamos que todos los mencionados son sanguinarios, violentos e incultos, la verdad me parece tan disparatado ese minúsculo argumento antitaurino que hasta me causa risa.
También es nesario responder una pregunta muy común, que personalmente me la han hecho en repetidas ocaciones los antitaurinos. ¿Qúe arte, acaso no asistes a la plaza de toros simplemente para ver la muerte de un animal? ¿Eso es lo que te gusta ver?
Bueno esta pregunta siempre la respondo con mucha seriedad, tranquilidad y de la manera más didáctica posible. Mi respuesta es: Yo no voy a la plaza a ver la muerte de un toro, yo voy a ver un valeroso torero, al único artista que demuestra su arte poniendo en riesgo su vida, voy a ver al animal más querido y mejor cuidado del mundo, voy a apreciar como el torero con su capote espera quito y sereno el salvaje embestir del toro bravo, voy a ver como un banderillero se convierte en el más plástico de los artistas y con el cuerpo plenamente expuesto se enfrenta directamente a la muerte, voy a ver como el  torero con su muleta nos relaga momentos de angustia pero a la vez hermosos, pictóricos y poéticos con sus pases por derechasos y naturales, todo esto para luego cuando el torero con su estoque y su muleta mira al toro directamente a los ojos, momento donde el silencio en la plaza estremece hasta los huesos “La suerte supremar”, momento que se puede resumir en este verso de  Enrique Aramburú Raygada:
Toro bravo, hay que cambiar
tu muerte por mi vivir.
¿Cuál sangre sobre la arena?

!Que lo decida Dios!
Pues, si hay
una muerte en mi estoque
en tus pitones hay dos.

Pero lo que muchos antitaurinos desconocen es que el objetivo máximo, la gloria en las corridas de toros es que tanto torero y toro salgan vivos, y recalco torero, ya que muchos de ellos fallecieron demostrando su arte.
Finalmente el arte no se puede calificar de bueno o malo, ya que no existe, ni existirá, ser lo suficientemente culto en la faz de la tierra  para hacer de menos la expreción cultural de otro y mucho menos para atropellar las costumbres y tradiciones de todo un pueblo. No hay espectáculo en el mundo más fino, artístico, real y humano que las corridas de todos, espectáculo en el cual la vida danza con la muerte, donde la gloria colinda con la tragedia, donde la alegría se puede hacer profunda pena, como sabemos las corridas de toros es un espectáculo completo, lleno de años de tradición e historia, y sobre todo lleno de arte.
En fin, es sumamente complejo relatar todo el mundo de la tauromaquia en un solo artículo, sería imposible y mezquino tratar de reflejar todo el sentir taurino del Perú, y de los niños taurinos en unas cuantas líneas, pero lo que si quería dejar en claro es que me apena en lo más profundo de mi ser, que una de las plazas más bonitas, antiguas y con mayor tradición de América sea demolida, demolida por la ignorancia, me apena ver como un insignificante grupo de personas faltas de cultura y entendimiento pueden demoler toda una historia de tradición, me apena ver como un capricho absurdo puede demoler una de lás expresiones más artísticas de la historia de la humanidad.
Solo en Perú donde la caja boba tiene adormecido el intelecto de muchos, solo aquí, tristemente se puede decir que:
¡SE QUIERE DEMOLER LA CULTURA PARA CONSTRUIR LA IGNORANCIA!


Atte
FERNANDO CAYOTOPA TAFUR
Est Medicina Humana
Chiclayo, Perú.
PD:
 ¡ADIÓS PLAZA DE TOROS DE TRUJILLO, VIVIRÁS POR SIEMPRE EN NUESTRO RECUERDO!

Peña Taurina

Andres Roca Rey

Tauromaquia en el Peru

Jose Tomas en Nimes