jueves, 25 de mayo de 2017

Faenón de Ginés Marín primera puerta Grande de la feria




El joven espada extremeño  Ginés Marín ha abierto esta tarde la primera puerta grande de la feria de San Isidro, que compartió cartel con Julián López 'El Juli', que cortó una oreja a su primer toro de la tarde y Álvaro Lorenzo que se fue de vacío de la trade en la que también confirmaba alternativa, quince días después de que empezara la feria, se conjuntaron los astros e hicieron que se encontraran un gran toro y un gran torero. Pase a pase, con olés roncos como eco, entre toro y torero fueron redondeando una obra creciente en emoción y en temple, de velocidad cada vez más reducida, con "Barberillo" siguiendo hasta el último centímetro el recorrido que le marcaban los vuelos de la muleta que Marín manejó con precisión y generosidad. Pasado mañana vuelve otra vez a Las Ventas, en la corrida de El Torero.
 "Ha sido la tarde perfecta, porque además de alcanzar el sueño de mi vida, he notado a Madrid muy cerquita mío, respetándome y vibrando con mi toreo; y yo he podido corresponderles porque me he sentido como pocas veces en mi vida"
MONUMENTAL DE LAS VENTAS. Jueves, 25 de mayo de 2017. Décima quinta corrida. Casi lleno. Toros de la ganadería de Alcurrucén, con cierta casta, de juego desigual, algunos se paran; muy bueno el último.
EL JULI, de teja y oro. Estocada trasera desprendida (oreja con protestas). En el cuarto, pinchazo, estocada corta perpendicular y descabello (saludos).
ÁLVARO LORENZO, de purísima y oro. Estocada desprendida (saludos). En el quinto, estocada. Aviso (palmas).
GINÉS MARÍN, de pizarra y oro. Tres pinchazos y descabello (saludos). En el sexto, buena estocada (dos orejas). Sale a hombros.


Peña Taurina

Andres Roca Rey

Tauromaquia en el Peru

Jose Tomas en Nimes