domingo, 16 de abril de 2017

Roca Rey con una espera de bravura que no llegó.




El jovencísimo Andres Roca Rey, un diestro que ha irrumpido en las ferias rompiendo todos los pronósticos. Nunca antes las entradas para Resurrección en el coso del Baratillo se habían cotizado tanto ni había sido tan difícil hacerse con una.
Con el cartel de 'No hay billetes' una manza y deslucida corrida de Núñez del Cuvillo apago ilucion de una tarde con enorme expectación, todos flojos, deslucidos, sin fijeza ni duración.
Andres Roca Rey derrocho valor, en su primer toro sublime quite de tres verónicas  a pies juntos,  Morante de la Puebla, que remató de una soberbia media verónica. Le dio réplica Roca Rey en un
ceñido quite por saltilleras y gaoneras. empezo su faena de muleta en la apertura de faena con un pase cambiado sin apenas distancia y el arrimón final no levantó nuevas pasiones, una estocada fenomenal antes de saludar una ovación. Al sexto lo toreó a la verónica de rodillas,  lo intentó Roca Rey por todos los medios, cerrando el recibo con una larga cambiada.  estocada tras pinchazo y palmas.
Andrés Roca Rey, de nazareno y oro, recibio ovación en la salida del albero de despedida.

Ficha:
Real Maestranza de Sevilla.
Domingo de Resurrección.
Cartel de no hay billetes.
Toros de Núñez del Cuvillo,
Se guardó un minuto de silencio en memoria de Manolo Cortés, Pepe Ordóñez y el niño Adrián, fallecidos todos recientemente.

Morante de la Puebla, silencio tras aviso y silencio
José María Manzanares, silencio y ovación tras aviso
Andrés Roca Rey, ovación y silencio
------------------------------------------------------------------------------------------------------
Williams Cárdenas
Se agotó la boletería y no era para menos: José Antonio Morante de la Puebla, José María Manzanares y Andrés Roca Rey, constituyen uno de los carteles más rematados de la baraja taurina, razón por la cual el Coso del Baratillo presentó un lleno a rebosar. El ambiente antes de la corrida es singular, la calle Adriano, la calle Iris, los restaurantes, las tascas, todos a rebosar con una ilusión: Ver torear a los mejores!
Sólo el Domingo de Resurrección puede unir en una tarde en Sevilla a gente tan distinguida y diversa como la Infanta Elena y su hija Victoria Federica, al Nóbel de Literatura D. Mario Vargas Llosa y su pareja Isabel Presley, a Dª Esperanza Aguirre, ex Presidenta de la Comunidad de Madrid, a Dolores Cospedal, Ministro de la Defensa, a Ramón Calderón, ex presidente del Real Madrid, a Rafael de Paula, al periodista Carlos Herrera y muchas otras figuras del mundo de la política, de la economía, del toreo y del espectáculo.
Los toros bravos se quedaron en el campo.

Por:  Williams Cárdenas
------------------------------------------------------------------------------------------------------






Edwin Ramírez Pinto:

DE LOS NUÑEZ DEL CUVILLO

El toro es el Rey de la Fiesta. Sin este elemento esencial no existe fiesta de toros. Una corrida muy esperada por los taurinos del mundo, ilusionada corrida de mucha expectación, resultó ser corrida de decepción. No es la primera ni la segunda que los Nuñez del Cuvillo desepcionan, ya son varias de este encaste Osborne Domecq. Hoy en la tan esperada corrida de Resurrección de la Maestranza sevillana, saltaron al ruedo seis mansos de solemnidad, totalmente descastados con muy poca fuerza, descompuestos de cabeza, dolidos al castigos en las cabalgaduras y las banderillas, sueltos y aquerenciados. Los matadores de turno: Morante, Manzanares y Roca Rey, estuvieron por encima de sus oponentes. Una que otra tanda de los tres matadores , calaron en algunos oles de los espectadores. Una corrida donde la casta brilló por su ausencia.
Saludo en el tercio del Indomable torero peruano Andres Roca Rey Valdez, quien vestía para la ocasión un terno nazareno y oro de la aguja.

Peña Taurina

Andres Roca Rey

Tauromaquia en el Peru

Jose Tomas en Nimes