domingo, 19 de enero de 2014

Un 30 de enero de 1766, la Plaza de Acho abrió sus puertas



"Plaza de Acho" Estamos por celebrar los 248 años de su inauguración, no nos podemos olvidar o pasar por agua tibia, por su valor histórico, por el símbolo que representa para la sociedad limeña.


Reportaje por nuestro gran amigo: Miguel Angel Delgado en Noviembre del 2011

Un 30 de enero de 1766, la Plaza de Acho abrió sus puertas para realizar la primera corrida de toros, en aquel tiempo bajo el nombre de Plaza Firme del Hacho. Situada en el distrito del Rímac, al pie del cerro San Cristóbal, el coso taurino ha sido testigo de innumerables y afamadas faenas con los mejores matadores del mundo y, en la actualidad, es una de las arenas más trascendentales, haciendo del Perú un protagonista entre los países que aún conservan la tradición de los toros. A esta primera feria taurina asistió el virrey Manuel de Amat y Juniet.

El coso de "Acho" en la actualidad es una de las arenas más trascendentales, haciendo del Perú un protagonista entre los países que aún conservan la cultura y la tradición de los toros".

La plaza, ubicada en el distrito limeño del Rímac, es la tercera en antigüedad en el mundo, detrás de la Real Maestranza de Caballería de Sevilla, fundada en 1761, y del Coso de la Misericordia de Zaragoza, construido en 1764. Construida en estilo mudéjar, es muy notoria su arquitectura exterior con gruesos contrafuertes de adobe. Tiene un aforo para 13,300 espectadores, un perímetro de 245 metros y diámetro de 78 metros. El lugar escogido para su construcción era el antiguo quemadero de la Inquisición; se precisa que donde se encontraba el famoso templador a burladero, en el centro del ruedo, se encendía la hoguera, y era además el mismo donde se construían las plazas de madera, es decir "El Hacho" o "El Acho". Recibía este nombre aquel punto desde donde era posible contemplar el mar en días de neblina.

"Haacho" es una palabra quechua que significa desde donde se ve el mar y según el historiador y conocedor de la tauromaquia peruana, don José Emilio Calmell, el nombre de Acho le fue atribuido al ruedo limeño debido a que este término significa "monte alto y escarpado en las inmediaciones de la costa, desde el cual se descubre bien el mar".

Por todo ello, desde "La Peña Taurina de los Viernes" exigimos a las autoridades responsables, Instituto Nacional de Cultura, Beneficencia Pública de Lima y Municipalidad del Rímac, sobre todo de estas dos última que se benefician económicamente de la Plaza de Acho, una mayor preocupación por la conservación, mantenimiento y prestigio de nuestro patrimonio. nacional que en Enero del 2016 cumple 250 años de su inaguracion.
-------------------------------------------------------------

Ricardo Palma en un lugar de su obra “Tradiciones Peruanas” dice que la primera corrida lidiada en Lima fue en 1538 en celebridad de la derrota de los Almagristas , y en otro que la primera corrida se dio el lunes 29 de  marzo de 1540 por la consagración de óleos.


Peña Taurina

Andres Roca Rey

Tauromaquia en el Peru

Jose Tomas en Nimes