domingo, 2 de junio de 2019

Gloria a los Maestros por Carlos Barraza




Torero
Pareciera que un aire diáfano, misterioso, tenue, hubiera entrado, desde la Andalucía del llanto y la guitarra, al decir de Federico, en la bonita casa limeña breñense, donde solo se hablaba de toros, contratos para las fiestas patronales andinas, Soberbio Banderillero y notable Peón de Brega fue Moyano de Lima al lado de Miura, sirviendo al Pasmo de Triana: Juan Belmonte y García.
Infinidad, cientos de toreros anhelaban solo siquiera cruzar en un paseíllo el Albero bajopontino y se entrenaba fuerte, eran los 30, 40 y 50, donde la sabia afición limeña muy poco presenciaba una mala corrida, los Asin, los Huando y otras ganaderías llenas de trapio ostentaban una antigua bravura.
Así sabiamente y llevándose de los consejos de los más experimentados en este duro Arte de Francisco Arjona Herrera, fue forjandose Arrieta el Moyano de Lima, con porte de torero caro y una recia personalidad que contagiaba en cualquier arena el inmenso valor que tenía, es que sabia jugar los brazos, aprovechando el viento para que el capotazo saliera pegandolo bajo y delantero, dominando las primeras embestidas del cornupeta, era estupenda su Brega sujetando a la res para que no saliera suelto. !Olé Moyano de Lima!
Eva gran señora, gran taurina, mejor madre y sabia consejera, casa con Moyano y esa bonita casa breñense se abre de capa para todos los toreros, para la alegría de la tertulia, el cante por solares, fandangos y bulerías toca el nervio y el paladar del que siempre pernoctaba esa fina bohemia limeña al lado de Ángela, Chavela y otro grande de la Brega y como rehiletero también daba la talla, mi amigo y compadre Alejandro Arrieta "El Tata", aparece también con cualidades innatas "El Santi", torero joven generacional que tiene sitio y eficacia en este segundo tercio y va también "Pepe" Vera notable Bregador muchas veces premiado, allí Dios puso los Genes para que esta respetable familia transite por este mundo lleno de colorido, Música, Pintura, Escultura y ese Cante y Baile Andaluz que tiene Poesía como aquella Copla: "En el Café del Vapor de la Bahía Cubana canta la Niña Isabel, que era la Flor de La Habana, cantaba para la gente de la tierra y de la mar y nadie vio que una pena se escondía en su cantar, que cante la Niña Isabel grita la Marineros y canta la Flor Morena, casi muerta y casi fría, Ay Niña Isabel que tiene los labios de miel y banana, te mata un querer, te mata un dolor, que vas vestida, vestida de Azul, que si al agua se van tus permitas me voy de La Habana, siguiéndote a Ti .
Ellos los Arrieta, jamás desconocieron esta Música, este Arte de una mágica simbiosis, de un esplendoroso poderío del Cante Jondo de Farina, de Valderrama, de Manolo Caracol, de Antonio Molina, del Camarón que sigue todavía cantando por Fandangos y Bulerías en la Gloria Gitana junto a Dios, de Antonio y Rosario, de Hades, de Rafael de Córdoba y otros grandes, que se hacen más aún cuando pongo mis oídos en los tablones para escuchar el ruido de sus tacones que me despiertan a la Vida.
Alejandro, Ángela, Chavela, Santi, Pepe, allí va mi Predicamento, allí va mi recuerdo Divino para Eva y me voy evocando ese hogar taurino que merece una Rosa y una lágrima mía con el dulce recuerdo de Moyano de Lima, honrado Diestro que supo vestir con galanura estos sagrados atavios y enfrentarse a la muerte con el denuedo de un Arrieta Moyano, que hace un rato largo el Altísimo le abrió sus brazos para que habite en la Jerusalén Celeste
Gloria a los Maestros
Gloria a Moyano de Lima
Bendito sea Dios
Carlos Barraza Mayo 2019

Andres Roca Rey

Jose Tomas en Nimes