martes, 27 de marzo de 2018

El Huracán de los Andes




                                                            Rock King... imparable

Por Juan Belmonte
La aparición de Roca Rey es, además de justa, necesaria y no para retirar a las figuras sino para que ellos -las figuras- salgan de su letargo, se pongan las pilas y peleen por su territorio. No es bueno acomodarse y posiblemente su hayan acomodado.
Quizás no sea el título adecuado para un artículo taurino pero los tiempos modernos nos empujan a ello. Lo de Roca Rey se veía venir. Su regularidad lo ha delatado. No es normal que un torero con tan poco tiempo de alternativa corte orejas todas las tardes, en todas las plazas, en todos los continentes. Cuando pensábamos que todo estaba inventado aparece un joven peruano que refresca, encandila, cautiva y todo sobre la base fundamental del valor... a partir de ahí todo es posible.

Lo de Valencia ratifica con contundencia todo lo que digo. Confieso que soy muy talavantista, y por eso cuando aparece un torero que va a despertar mi interés cada tarde porque nunca sé qué va a hacer me apunto al carro. La aparición de Roca Rey es, además de justa, necesaria y no para retirar a las figuras sino para que ellos -las figuras- salgan de su letargo, se pongan las pilas y peleen por su territorio. No es bueno acomodarse y posiblemente su hayan acomodado tanto que hasta un veterano como Ponce estaba y está dando guerra. Cierto es que las apariciones de José Tomás nos animan pero nos saben a poco, son esporádicas, nunca se prevén, son pocas, es la verdad. Y como el toreo es arte, esperanza y sueño imagínense un mano a mano José Tomas-Roca Rey.

Es cierto, para qué negarlo, que los menos aficionados, el público de a pie, cuando ve los carteles de la Feria de Sevilla te dicen que hay muchos nombres nuevos, desconocidos para ellos; a los que seguimos esto nos suenan y mucho. Pero no olvidemos que hace pocas fechas hemos vivido un lleno total en Morón de la Frontera después de siete años sin toros con El Cordobés, Paquirri y Fandi y es que aún los nuevos no les suenan al público pagano claro; pero les sonarán cuando vean a Roca Rey, le seguirán por los siglos de los siglos. Amén.

Fuente: https://www.aplausos.es/noticia/33741/opinion/rock-king...-imparable.html



Peña Taurina

Andres Roca Rey

Tauromaquia en el Peru

Jose Tomas en Nimes