sábado, 4 de octubre de 2014

Roca Rey una grandiosa tarde de toros



GUADARRAMA.- Puerta Grande de Roca Rey tras dar una grandiosa tarde de toros.

Andrés Roca Rey sin suerte con la espada en el primero de su lote, al que cuajó de principio a fin en otra gran faena en la que sobresalieron dos series antológicas al natural una faena técnica y con valor frente a un novillo áspero que poco a poco le fue haciendo hasta lograr meterlo en la muleta.
En el segundo de su lote una faena donde consiguió la tanda más rotunda toreando por ambos pitones y con mayor eco en el tendido. Andres exprimió mucho al novillo con seguridad y firmeza tras un estoconazo se pidieron los máximos trofeos, pero el presidente decidió no conceder el rabo.
Dos orejas le cortó al gran sexto tras una faena de sobresaliente capacidad, ligazón, intuición y hondura. Coronó su obra de una buena estocada.
De este modo, Roca Rey suma una nueva Puerta Grande y un nuevo triunfo tras el cosechado el pasado lunes en Arnedo.

Con tres cuartos de entrada en los tendidos se lidiaron novillos de El Tajo y La Reina, bien presentados y de gran juego, el sexto premiado con la vuelta al ruedo en el arrastre.
Borja Jiménez, vuelta al ruedo y dos orejas;
Varea, saludos y oreja; y


Andres Roca Rey, palmas y dos orejas con pedido de rabo.

++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Pedro Javier Cáceres, reconocido crítico taurino español, afirma lo siguiente en su programa radiofónico, La Divisa, lo siguiente respecto de la polémica suscitada con el Zapato de Oro:

"Arnedo dista mucho de lo que conocíamos. La guinda del pastel negativa ha sido la concesión del Zapato de Oro a Ginés Marín. En corto y por derecho, normalmente los jurados tienen que fallar, y habitualmente fallan, pero fallan de errar. En Arnedo ha habido un pobre resultado artístico, pero sí ha habido un único torero que ha abierto la Puerta Grande. Ha habido un chaval que ha cortado dos orejas, el novillero peruano Roca Rey, de la factoría de J.A.Campuzano, y no sé por qué me daba que el Zapato no iba a ser para él a pesar del único en salir a hombros de la plaza de toros de Arnedo. El jurado dictó veredicto y coincido en que ha fallado. Hay algo que está claro, y es que el público pidió las orejas a Roca Rey, una en cada toro, lo que quiere decir que cuajó los dos. Al público, que pidió las orejas y sacó en hombros a Roca Rey, se le hizo un corte de mangas concediendo el Zapato de Oro a Ginés Marín. Lo que quiere decir esto es que el público, que es quien sostiene esto, se siente desprestigiado por los triperos que deciden a quien dar el premio y que forman parte del jurado. Esta decisión puede caer muy mal entre el público que pidió las orejas y que fue a la plaza, y que posiblemente no vuelvan. Aún así, enhorabuena a Ginés Marín, pero el triunfador porque el público de Arnedo lo quiso se llama Roca Rey. En corto y por derecho. Que conste en acta".
Ficha:

Peña Taurina

Andres Roca Rey

Tauromaquia en el Peru

Jose Tomas en Nimes